Os cuento, ayer comí con mis padres, comí de todo lo que hizo mi madre, ella estaba tan contenta, pero al terminar, me tomé dos litros de agua y al baño a vomitar...
Luego fuí de compras con mi hermana y a hacer trabajos, y después a tomar algo con unos amigos y cené un durum de pollo, que es como el kebab pero con el pan muy fino. La verdad que por la noche tenía hambre, y si vomité después de la comida es porque sé que con mi novio no me puedo escaquear de cenar,
Pues a pesar de haber cenado "normal" hoy me siento más ligera, esta mañana hemos ido de compras él y yo, y bueno, me he visto más delgada en los espejos... ¿es una locura no? no me he pesado, creo que esperaré al lunes.
Bueno, aprte de esto he estado pensando, ayer cuando iba por la calle yo sola (es un buen momento, me encanta caminar sola, voy más deprisa y mi mente se despierta), que creo que es el momento de dejar amía de lado, ahora voy a limitarme a llamarla una vez a la semana como mucho, no quiero volver a caer como hace cuatro años, cuando ves que puedes comer lo que quieres y vomitar después... en esa época llegaba a vomitar tres o cuatro veces al día, sólo vivía para eso, comer y comer, todo lo que pillaba, y como estaba toda la tarde sola, pues ala! a comer como un pozo sin fondo y luego vomitarlo todo, conseguí salir de esa espiral yo sola y sé que si me lo propongo ahora, puedo ser sólo ana, Me lo he propuesto, se acabaron los atracones.
Prefiero comer "normal" y al menos mantener el peso que no comer nada en todo el día y luego atracarme y ponerme como una foca, lo que he conseguido no lo quiero perder (o más bien ganar). prefiero mantenerme en 53, 52 que andar oscilando arriba y abajo con ayunos y laxantes y con atracones. Hoy he comido esnasalada de pepino y tomate aliñada con sal, unos 50gr de pollo y una naranja. Control, esa es la clave, y sé que tengo suficiente fuerza de voluntad, hace cuatro años lo conseguí, bajé hasta los 48, pero también lo pensaba ayer, ¿a que precio llegué a ser una princesa? No comía apenas nada y en cuanto comía algo engordaba, ¿me voy a tener que pasar toda la vida comiendo un tomate y un huevo duro en todo el día para mantener el peso? porque eso tampoco es vida, me gustarí allegar a mi meta y mantenerla, pero no sé si será posible. Creo que cada cuerpo tiene su peso ideal y por mucho que lo intentes, siempre vuelves a él ¿porque sino, no bajaba de 54? ¿porque cuando he bajado de los 54 mi cuerpo me pedía comida todo el tiempo hasta recuperar esos 2 kg y ahora estoy satisfecha con una naranja para comer? ¿ se autorregula el peso? en ese caso tampoco estaría tan gorda, llevar una 36 midiendo 1,70 no está mal, ya sé que me contradigo, mañana me saldrá otra vez el pensamiento ana, paro no me veo tan mal, tal vez con 50 estaré mejor, pero no me quito de la cabeza los 48, lo conseguí.... en otra época, es como un sueño lejano... Son muchas preguntas y yo me las hago todas, si me pudieraís contestar me encantaría. Besitos de manzana mis princesas.

6 comentarios:

livemia dijo...

hola cielo, me parece genial lo que pones, olvidarte de mia, es tan perjudicial... yo lo soy, pero siempre intento kitarme de ella, pk te destruye lentamente... la verdad que la clave es el control, cuando vas a cualquier medico y les dices que quieres dieta, siempre te dicen lo de las 5 comidas, controladas, y la verdad es que se adelgaza... pero es complicado... a mi me resultaria imposible, hacer tantas comidas y sin atracones... pero la realidad es que si comes bien te mantienes.
Suerte!! me encanta lo que pones de corazon. un beso princess

princess dijo...

el autocontrol sí, esa es la clave... pero ojalá fuera tan facil controlarse =(
se k mia no es recomendable pero cuando caes en un atracon pues siempre es un buen remedio.

Espero que sigas así de fuerte!!
muaacks!!

Ciahra dijo...

asi me gusta¡¡el primer paso es proponerselo, pero como tu eres fuerte lo lograras, ya veras cariño¡¡¡
que tal de compras¿?espero que vieras algo¡¡¡
tu solo piensa que es comida, que solo es eso, nada mas...que tiene de gusto meterse algo en la boca...por el sabor¿?jaja, claro, y luego media vida en el culo¡¡para esso me bebo una coca cola light, que su sabor no me afecta en absoluto...¡¡¡
yo ya le perdi el miedo a la comida, no me atraco, ahora tengo un poco mas e hambre por que me va a venir la regla, nada mas¡¡
animo cariño, que tu puedes, ya veras¡¡
bss

Angie dijo...

Me parece genial esa decisión que has tomado, ojala yo pudiera hacer lo mismo, espero que lo consigas, siempre he pensado que con una dieta sana puedes mantener tu peso, lo único que tienes que hacer cada vez que te den ganas de darte un atracón es beber mucha agua o te, o comerte una manzana o dos, siempre será mejor que un bocadillo o lo que comas cuando tienes ganas de un atracón.
Besitos de fresa y espero que lo consigas, que no tengas que recurrir a mia nunca más.

*EsTrElLa* dijo...

Me parece genial lo que te has propuesto, mucho animo, ya veras como lo consigues.
Jaja a mi tambien me encanta caminar sola.
Besitosss

Susana dijo...

HOLA PRINES PERO LOGRES LO KE KIERES
BESINES ANIMOS T CUIDAS

ANA

El término anorexia proviene del griego a-/an- (negación) + orégo (tender, apetecer).

Es un síntoma frecuente en multitud de enfermedades y situaciones fisiológicas consistente en la disminución del apetito, lo que puede conducir a una disminución de la ingesta de alimentos.

La causa más común de anorexia es la propia saciedad tras la ingesta de alimentos. A esta situación fisiológica se la denomina anorexia postprandial.

Puede aparecer en
infecciones generalizadas, en inflamaciones de la mucosa intestinal (enfermedad de Chron, colitis ulcerosa) procesos neoplásicos, en la demencia o en trastornos psicológicos como la depresión o la anorexia nerviosa, siendo, por sí solo poco específico para la obtención de un diagnóstico.

El abuso de determinadas
drogas también puede provocar la aparición de la falta de apetito, fundamentalmente con aquellas estimulantes del sistema nervioso central.

Es también un efecto secundario de algunos fármacos (antidepresivos, Metilfenidato, etc) los cambios que provocan al cuerpo son:
se baja el
esofago al estomago.
como el cuerpo también necesita de las
grasas,absorbe las acumuladas y reduce el peso.
puede llegar a hacer daños que provoquen hasta la muerte de la persona.

Fotos de ana

Fotos de ana

MÍA

La bulimia o bulimia nerviosa. "Bulimia" proviene del latín būlīmia, que esto a su vez proviene del griego βουλῑμια (boulīmia), que a su vez se compone de βους (bous), buey + λῑμος (līmos), hambre.[1] .

Significa hambre en exceso o hambre de buey es un trastorno mental relacionado con la comida.

Su característica esencial consiste en que la persona sufre episodios de atracones compulsivos, seguidos de un gran sentimiento de culpabilidad y sensación de pérdida de control.

Suele alternarse con episodios de ayuno o de muy poca ingesta de alimentos, pero al poco tiempo vuelven a sufrir episodios de ingestas compulsivas.[2]


Un atracón consiste en ingerir en un tiempo inferior a dos horas una cantidad de comida muy superior a la que la mayoría de individuos comerían.


A pesar de que el tipo de comida que se consume en los atracones puede ser variada, generalmente se trata de dulces y alimentos de alto contenido

calórico (como helados, pasteles o chocolate).

Los individuos con este trastorno se sienten muy avergonzados de su conducta e intentan ocultar los síntomas. Los atracones se realizan a escondidas o lo más disimuladamente posible.

Los episodios suelen planearse con anterioridad y se caracterizan (aunque no siempre) por una rápida ingesta de alimento.


Otra característica esencial de este trastorno la constituyen las

conductas compensatorias inapropiadas para evitar la ganancia de peso.

Muchos individuos usan diferentes medios para intentar compensar los atracones: el más habitual es la provocación del vómito.

Este método de purga (patrones cíclicos de ingestión excesiva de alimentos y purgas) lo emplean el 80-90 por ciento de los sujetos que acuden a centros clínicos para recibir tratamiento.

Los efectos inmediatos de vomitar consisten en la desaparición inmediata del malestar físico y la disminución del miedo a ganar peso.

Otras conductas de purga son: el uso excesivo de laxantes y de diuréticos, enemas, realización de ejercicio físico muy intenso y ayuno.[

Fotos de mía

Fotos de mía
Loading...

Videos

Loading...