Historias, historias....

3/05/2009 12:01:00 a. m. | 3 Comments

Bueno chicas, lo prometido es deuda, así que aquí teneis uno de mis cuentos y un dibujo hecho por mí, los dos son de hace muuuchos años, antes de estar con ana y mía, espero que os gusten.
Era la primera vez que le ocurría y ya no sabía que hacer. Se sentía desesperada y sola.
Ya llevaba dos semanas en la cama del hospital y aquella extraña enfermedad le había hecho perder todo el pelo. ¡NO! Se repetí una y otra vez, no, no se iba a morir, sería lo bastante fuerte como para afrontar examenes y pinchazos, pero lo de perder su hermosa melena pelirroja, la que le gustaba tanto a su madre no le hacía ninguna gracia.
Su madre iba a verla todos los días pero no le dejaban pasar, y se contentaba con sonreír desde el otro lado del cristal, y cuando creía que estaba dormida, ínmovil en su cama, lloraba amarga y largamente.
Ya no era tan hermosa como antes, sus amigas le regalaban peluches y flores al principio, pero poco a poco, dejron de visitarla.
Nada podía animar a la antes alegre Maïte, estaba pálida y ojerosa, sus pecas habían desaparecido, pero lo que más añoraba de todo era poder abrazar a su madre. La familia escribía cartas y la llamaba, pero cada vez se sentía peor, unas veces se quéría morir, otras se sentía morir y otras le volvía la ilusión y se ponía contenta, y pensaba que cada día que pasaba le quedaba menos tiempo en el hospital.
Pero un día empeoró y le subía la fiebre, hasta cayó en coma.
No se encontraba mal, simplemente no sentía nada, ni frío, ni calor, ni miedo, ni pena por ella misma; era algo extraño, como estar en un túnel que no acababa nunca, con luz tenue a un lado y brillante al otro, en la luz tenue estaba su madre, así que se decidió a ir hacia ella, pero el túnel era infinito, corría y corría pero era como si no se moviera.
Empezó a sentir angustia y llegó al borde del abismo...
Entonces abrió los ojos y vió a su madre a su lado. La fiebre habí apasado y se sentía viva. A las tres semanas salía del hospital, y lo que más le gustaba, le empezó a a crecer la melena.
Espero que hos haya gustado, llevaba mucho tiempo sin leerlo y creo que tiene más trasfondo de lo que parece, vosotras que opinaís?
Un abazo muy grande a todas mis princesas.

3 comentarios:

Muñequita Caprichosa dijo...

Hola linda, la verdad me dejo pensando tu cuento.
Es mas profundo de lo q parece. No se q decirte, la verdad me sorprendio muchisimo, y mas q lo escribieras sin conocer a ana y mia.
Gracias por tu comentario linda.
Bsitos!

princesa-imantada dijo...

Me gusta, me encanta :)
Ya nos pondrás más, es perfecto y con un final feliz, que más pedir?
a veces tengo miedo a acabar así, como maite...tengo miedo a no tener control sobre todo...pero supongo que es algo a lo que tengo que optar si decidí tomar este camino...

livemia dijo...

Ainss... sinceramente me ha echo casi llorar, me ha dado por imaginarme que esa maite podia seryo y la angustia que podian sentir mis familiares, si algun dia llego a esos extremos.... da muchisimo que pensar, y duele no poder sentir a tu madre cerca...
Precioso nena.
Pasa buena semana un beso enorme

ANA

El término anorexia proviene del griego a-/an- (negación) + orégo (tender, apetecer).

Es un síntoma frecuente en multitud de enfermedades y situaciones fisiológicas consistente en la disminución del apetito, lo que puede conducir a una disminución de la ingesta de alimentos.

La causa más común de anorexia es la propia saciedad tras la ingesta de alimentos. A esta situación fisiológica se la denomina anorexia postprandial.

Puede aparecer en
infecciones generalizadas, en inflamaciones de la mucosa intestinal (enfermedad de Chron, colitis ulcerosa) procesos neoplásicos, en la demencia o en trastornos psicológicos como la depresión o la anorexia nerviosa, siendo, por sí solo poco específico para la obtención de un diagnóstico.

El abuso de determinadas
drogas también puede provocar la aparición de la falta de apetito, fundamentalmente con aquellas estimulantes del sistema nervioso central.

Es también un efecto secundario de algunos fármacos (antidepresivos, Metilfenidato, etc) los cambios que provocan al cuerpo son:
se baja el
esofago al estomago.
como el cuerpo también necesita de las
grasas,absorbe las acumuladas y reduce el peso.
puede llegar a hacer daños que provoquen hasta la muerte de la persona.

Fotos de ana

Fotos de ana

MÍA

La bulimia o bulimia nerviosa. "Bulimia" proviene del latín būlīmia, que esto a su vez proviene del griego βουλῑμια (boulīmia), que a su vez se compone de βους (bous), buey + λῑμος (līmos), hambre.[1] .

Significa hambre en exceso o hambre de buey es un trastorno mental relacionado con la comida.

Su característica esencial consiste en que la persona sufre episodios de atracones compulsivos, seguidos de un gran sentimiento de culpabilidad y sensación de pérdida de control.

Suele alternarse con episodios de ayuno o de muy poca ingesta de alimentos, pero al poco tiempo vuelven a sufrir episodios de ingestas compulsivas.[2]


Un atracón consiste en ingerir en un tiempo inferior a dos horas una cantidad de comida muy superior a la que la mayoría de individuos comerían.


A pesar de que el tipo de comida que se consume en los atracones puede ser variada, generalmente se trata de dulces y alimentos de alto contenido

calórico (como helados, pasteles o chocolate).

Los individuos con este trastorno se sienten muy avergonzados de su conducta e intentan ocultar los síntomas. Los atracones se realizan a escondidas o lo más disimuladamente posible.

Los episodios suelen planearse con anterioridad y se caracterizan (aunque no siempre) por una rápida ingesta de alimento.


Otra característica esencial de este trastorno la constituyen las

conductas compensatorias inapropiadas para evitar la ganancia de peso.

Muchos individuos usan diferentes medios para intentar compensar los atracones: el más habitual es la provocación del vómito.

Este método de purga (patrones cíclicos de ingestión excesiva de alimentos y purgas) lo emplean el 80-90 por ciento de los sujetos que acuden a centros clínicos para recibir tratamiento.

Los efectos inmediatos de vomitar consisten en la desaparición inmediata del malestar físico y la disminución del miedo a ganar peso.

Otras conductas de purga son: el uso excesivo de laxantes y de diuréticos, enemas, realización de ejercicio físico muy intenso y ayuno.[

Fotos de mía

Fotos de mía
Loading...

Videos

Loading...